Yamaha anunció, este verano, el lanzamiento de una nueva incorporación a la serie DXS de subwoofers autoamplificados: el DXS18.

El nuevo modelo está basado en la misma ética de diseño de sus predecesores, los modelos DXS12 y DXS15, mejorando diversos aspectos: la construcción de la caja, el procesamiento DSP, las funciones de protección y el control del divisor de frecuencias. Además, también ofrece algunas nuevas y flexibles funciones y mayor potencia, resultando idóneo para sistemas de mayor tamaño o más profesionales.
 
Con un amplificador de clase D de 1020 W y un altavoz de graves de 18 pulgadas con bobina de voz de 4 pulgadas dentro de una resistente caja de madera con diseño de paso de banda, el DXS18 es capaz de proporcionar una impresionante SPL máxima de 136 dB y una respuesta de graves que desciende hasta 32 Hz, todo ello con claridad excepcional y mínima distorsión. La tecnología DSP propiedad de Yamaha añade flexibilidad a la configuración y al sonido del DXS18 gracias al original procesamiento D-XSUB que aporta control adicional sobre las frecuencias graves mediante tres modos seleccionables (NORMAL, BOOST y XTENDED LF), además de contar con un divisor de frecuencias también seleccionable con tres opciones diferentes (80/100/120Hz), de gran utilidad para muy diversas aplicaciones. También dispone de un ajuste de configuración en modo cardioide para equipos de sonido con dos o más subwoofers DXS18 que reduce de forma efectiva la presión sonora (SPL) de los graves direccionados hacia el escenario a la vez que aumenta los niveles de graves direccionados hacia la audiencia.
 
Dispone de avanzados circuitos de protección en el altavoz, en el amplificador y en la fuente de alimentación que garantizan la máxima fiabilidad y una mayor vida útil del equipo. Además, el exterior de la caja está recubierto con acabado LINE-X®, que es extremadamente duradero y que proporciona protección adicional al altavoz frente a posibles elementos o peligros externos. El DXS18 también viene equipado con dos receptáculos para soporte de mástil diferentes (M20 y 35 mm) para permitir más flexibilidad de montaje, y además existe un kit de ruedas opcional para facilitar el desplazamiento. Yamaha incluso ofrece cubiertas (opcionales) que, gracias a su diseño funcional, protegen el altavoz de las inclemencias del tiempo, durante los viajes o cuando se encuentra almacenado.